sábado, 27 de agosto de 2011

"Los pasos que dí hasta matar a mi enemigo"

En las próximas semanas subiré 3 capítulos de un libro que estoy escribiendo y que, un día, espero que se materialice en su formato tradicional de tapas y hojas. Espero que os guste.


"Los pasos que dí hasta matar
a mi enemigo"


Por Daniel E. Moncho



I. El comienzo del fin

Aún me cuesta olvidar aquella tarde en aquél pequeño parque del centro de la ciudad donde me quedé tirado, bajo las ramas de un estúpido árbol, sobre un banco tan incómodo como las lágrimas que durante eternos minutos no dejarían de resbalar desde mis ojos hasta la comisura de mis labios. Enfermos segundos que comenzaron a correr en el momento que la vi alejarse de allí...

Aquella tarde lluviosa fue el instante exacto donde conocí a mi mayor enemigo.


Los días que precedieron a aquél fueron complicados y los miedos, que posteriormente se harían tangibles, aun permanecían en mi subconsciente más primitivo. En esos días aún desconocía el desenlace final de la historia, y si lo conocía, ya me encargué yo mismo de engañarme mirando a otro lado creyéndome con el derecho de auto-regalarme una pizca de perecedera esperanza. Aquellos días fueron complicados y comprendí que a partir de esa lluviosa tarde tendría la obligación de aprender a convivir con mi enemigo.

Dejadme que comience por el principio...


Por aquél entonces, meses atrás, aún menospreciaba cada pequeña oportunidad que se me brindaba para comprometerme con alguien. No estoy de acuerdo con el tópico de que a los hombres nos asusta comprometernos, pero sinceramente, tras varios varapalos uno ya va aprendiendo la sutil diferencia entre pasar ese rato agradable en el que descubres cosas interesantes de una desconocida, y esas historias que saben a un laberíntico túnel que se va estrechando cada vez más sin encontrar otra salida que la de retroceder sobre tus propios pasos. No tenía grandes responsabilidades, o al menos no quería hacer frente a ellas. Sin trabajo y sintiéndome de todo menos productivo, me encontraba en lo que denominé “no tengo ni puta idea de qué hacer con mi vida” y mientras pensaba en esa idea andaba especializándome con un master en la universidad tras dos carreras que no me estaban abriendo las puertas que yo hubiera deseado.

Tras varios años en los que, tanto por estudios como por ocio, había decidido marcharme, vivir alejado del seno materno y jugar a ser el dueño de mis propias decisiones y por consiguiente, de sus derivadas repercusiones, regresé a casa con el rabo entre las piernas. Aunque la especialidad que estaba llevando a cabo en la universidad era lo que quería, sobretodo me sirvió como excusa para mantenerme ocupado mientras seguía pensando en el plan de mi vida. No me ocupaba demasiado tiempo, ya que sólo asistía a clase los fines de semana así que el resto lo dedicaba a hacer deporte, leer, escuchar música, salir de casa, tocar la guitarra y escribir.

Me viene a la cabeza que durante ese periodo, y valga la redundancia, tenía en la cabeza a una chica que comenzó siendo “la amiga de” para terminar siendo mi amiga. Sus ojos claros me cautivaron desde la primera noche en la que los miré fijamente, y hoy agradezco que debido a su situación sentimental nunca se fijara en mi como algo más, pues quizá ahora no podría decir que seguimos siendo amigos. Y es que hay cosas que es mejor no tocar para no correr el riesgo de que se rompan.


Como he dicho mis días eran improvisados al carecer de rutinas y obligaciones horarias, pero en uno de esos días fríos de invierno apareció por arte de magia la figura de una conocida de la que hacía tiempo que no sabía nada. Malos tiempos para la lírica debí pensar…esta chica estaba hundida y atravesaba lo que en ese instante supongo que sería uno de sus peores momentos y, mutuamente, ambos encontramos en el otro el espejo en el que vernos reflejados, el cajón donde dejar nuestros trapos sucios y porqué no decirlo, el amigo al que a través de la clandestinidad de la pantalla del ordenador podíamos contar todas nuestras preocupaciones. Todo surgió natural. Las aguas siguieron su cauce sin atravesar por esos momentos en los que se piensa en ventajas o inconvenientes, y poco a poco nos fuimos conociendo. Las horas pasaban deprisa, compartíamos secretos, canciones preferidas, ideas, penas y detalles sobre historias presentes o ya vividas.

Aun hoy agradezco en secreto la aparición de esta persona porque poco después sería, casi sin darse cuenta, la responsable de que yo sea lo que soy y piense como pienso. Sus manos pusieron sobre las mías las de la mujer que, para bien o para mal, cambiaría mi vida.

viernes, 26 de agosto de 2011

“Incendiaria”
















Pues si…la quise mucho
pero no se la recomiendo a nadie.
Por un tiempo me tenía mudo
y sus besos eran de sangre.

Demoledora, devastadora…
tan incendiaria que enganchaba.
Insultante al paso de las horas,
un juego a doble o nada.

Y sí, nací en el Mediterráneo,
soy sentimental y un canalla.
A veces algo abuhardillado,
otras me doy la espalda.

No estoy para tonterías ni mentiras,
quiero sacar la navaja del corazón.
Si me provocan…mi boca es mía
y me la juego al por menor.

Podría echarla más de menos,
pero le di más de lo que merecía.
Hay muchas colillas en el cenicero
y no quiero ninguna en mi vida.

Recuerdo el olor de su pelo,
me quedo con eso y ‘sintigo’.
Deseo que la alejen del fuego
y que haga buenos amigos.

Si piso más insectos me maldigo,
odio hacer daño sin darme cuenta.
Me reservo cerca del mar un huequito
para evadirme cuando quiera.

(26.08.2011)

domingo, 21 de agosto de 2011

“Pezón”

















Estoy en ese punto especial
donde no está mal decirlo…
Decidir lo que quiero callar
de las cosas que he compartido.

Sé lo que no quiero tener,
lo que espero, acepto y pido.
Alguien a quien sin saber
sepa entender lo que digo.

Nunca me han faltado
ni un amigo ni un pezón
por ser granuja de vocación.

Nunca he alimentado
las llamas del rencor
aunque necesitara calor.

Si a mi me parecen verdes…
qué pasa si mis pájaros son así.
Hay voces que sin estar presentes
consiguen tenerme ahí.

Bienvenidos serán esos besos
reflejo de miradas marrones.
Esos rostros y sus cuellos
ajenos a condiciones.

Igual si me sonríes me lías,
que me va apeteciendo
cogerte sin prisa.

Igual me dejo si me miras,
que voy dividiendo
por partes mi vida.

No me estoy vendiendo…
pero me dejo por la mejor postora.
Ni soy tan malo ni tan bueno
y hay margen de mejora.

Me da igual tu cuerpo,
quiero que estés buena de arriba.
Ya estoy pensando en el ‘luego’
y en tener tu saliva.


(21.08.2011)

“Soy de oro”



No tengo plata pero soy de oro,
tú no eres una gata cualquiera.
Invento colores en mi coco
y si estoy loco es con maneras.

Puedo hacerte volar si quiero,
lástima no coincidir ya mismo.
Pelearé con las nubes del cielo
cuando el miedo sea un apellido.

Sólo quiero llevarte de paseo,
no tengo otro objetivo.
A ti te acaricio en mis sueños
y con eso ya voy listo.

Te dejo un mensaje
pero aún no debes saberlo.
Es un placer imaginarte
y colgarme en tu pelo.

(20.08.2011)

viernes, 19 de agosto de 2011

“A los que…”











A los que entraron en mi vida sin permiso…

A los que nunca pusieron condiciones…
A los que me aceptaron con mis ladridos…
A los que sacaron mis colores…

A los que me apoyaron sin merecerlo…
A los que tanto me han hecho reír…
A los que me incluyeron en sus sueños…
A los que sin tenerlos están ahí…

A los que me aguantan cada día…
A los que comparten una canción…
A los que me dan su alegría…
A los que me hacen ser “Yo”…

A los que me encontraron sin buscarme…
A los que me dieron una oportunidad…
A los que me dejan un mensaje…
A los que son de verdad…

A los que me aceptan sin esperar…
A los que no me han defraudado…
A los que están por llegar…
A los que tengo a mi lado…

A los que me hacen el amor…
A los que me tiran de la cama…
A los que huelen mi dolor…
A los que me agrandan el alma…

A los que me conocen de sobra…
A los que me quieren conocer…
A los que no me abandonan…
A todos vosotros… ¡OLÉ!

(19.08.2011)

lunes, 15 de agosto de 2011

“Pacientes del Dr. Tetas”















Me parece bien, lo respeto
siempre que no me subestimes.
Es decir, lo que haces con tu cuerpo
no va a hacer que te mire.

Voy más allá de un par de tetas,
y es de lo único que fardas.
Esperaría algo más en tu cabeza
aunque me gustan tus faldas.

Créetelo o no, es tu problema,
yo no busco sólo un rato.
Ya pasé por la tregua
de dejarme pasar de largo.

Obviamente hay cosas que seducen,
pero a mi no me ganarás con esas.
Yo busco esa mirada que escupe
descaro, aventura y pureza.

Yo de ti empezaría por respetarme,
así no habrá un tío que lo haga.
Intenta hacer contigo las paces
y mantener arriba tus bragas.

Cierto es que también tienes mercado,
de esos que te miran como una cosa.
Si no cuidas tú alejarte del pecado
marchitarás tu tiempo entre rosas.


(15.08.2011)

"Si me besas te beso"















Dueña eres de tu silencio,
esclava de tus palabras.
Cosas buenas tienes dentro
aunque no quieras sacarlas.

Yo ‘soy todo lo que soy
porque tú eres lo que quiero’.
A veces voy donde doy
mis horas muertas al tiempo.

Y me peino con los dedos,
en mi casa no hay peines.
Me invento el final del cuento
y soy agua sobre aceite.

Veo en la oscuridad…
sólo tengo que cerrar los ojos.
Soy el rey de mi ciudad
en mi pequeño reino de locos.

La honestidad va desnuda,
no necesita ropas ni pancartas.
Deja que te tome la cintura
y vamos a mirarnos a la cara.

Te deseo, te tengo por dentro,
tropiézate y dame tu alma.
Te dejo que te inventes un juego
donde nos perdamos en la cama.

No tengo dineros ni promesas,
ves lo único que tengo.
Nunca reservo mis fuerzas
si las dedico a tu cuerpo.

Si me enfadan me enfado,
no soy todo lo bueno que parezco.
Vamos a hacer un trato,
si me besas te beso.

(15.08.2011)

“Chica Pop”



Bajarás en tu platillo volante…

tú no eres de este mundo.

Te veré al ponerme delante

de mis recuerdos profundos.

A veces se burla mi espejo,
me mira con ese gesto torcido.
Hay días que me siento feo
y me meto conmigo.

Siempre estuviste dentro de mí,
te he buscado en cada mirada.
He abrazado lo que nunca creí
que se acercara a lo que esperaba.

Esquivo el roce de tu pelo
que entre mis dedos he añorado.
No existes ni siquiera en mis sueños

y hay noches que beso unos labios.

Recupero trozos rotos

cansado de formar el puzzle.

En cada guiño busco tus ojos
y en cada cielo me voy a las nubes.

Quise creerme quien no era
y yo mismo me quité la razón.
Sólo busco a una chica buena
con algo de Chica Pop.


(15.08.2011)

miércoles, 10 de agosto de 2011

"Suelo pegajoso" (Vídeo)

“Suelo pegajoso”











Me quedé pegado en ese suelo,
un suelo pegajoso de promesas.
Subí más cuando tocaba techo
y mi pecho abrió las puertas.

Cerveza fría, mi energía,
pasa el verano en tantos ojos…
Me encanta escuchar las risas
de esas chicas a remojo.

Poca falta me hace
lo que no me aporta nada.
Y si he de hacer las paces
será sin bofetadas.

Estarás ahí, da igual la forma,
con ese cuerpito pequeño.
Con tus risas y tus cosas
que me quedo acá dentro.

Pasa el tiempo tatuándome
con cada una de mis vivencias.
Y tras la barra sonriéndome
esa niña con su esencia.


(10.08.2011)

miércoles, 3 de agosto de 2011

"El tacón de tus zapatos" (Vídeo)

Aqui os dejo la letrita anterior hecha canción:

martes, 2 de agosto de 2011

“El tacón de tus zapatos”









Ahora no estás aquí, ni tú ni yo,
sólo queda el sabor de un abrazo.
Hoy me quedo con tu olor
aunque te hubiera devorado.

Si cierro los ojos aún te veo,
siento la sal pegada en tu piel.
Pasa como pasan los sueños
que no puedo retener.

Me alegra haberte visto bien,
por un segundo se paró todo.
Hoy encuentro lo que no busqué
y está ahí del mismo modo.

Los ojos nunca mienten
aunque las palabras quieran.
Aunque la vida me cueste
vivirla a mi manera.

Ni rápido ni lento, con tiempo…
y “el tiempo to’ lo calma”.
El sabor de todos los besos
que no terminan en cama.

Que rocambolescos parecen
los labios sin contrato.
Me saben a septiembre
el tacón de tus zapatos.

(02.08.2011)