sábado, 28 de diciembre de 2013

"¿Raro?"



Adictos a felices explosiones de ira,
adeptos a las piedras del pasado,
amigos de ignorar las mentiras
sin que importen demasiado.

Muescas que nunca expiran,
caricias que destierran,
muecas que curan heridas,
que las ablandan y las entierran.

¿Raro? ¡Claro que lo nuestro es raro!
‘sigue intacto en mil pedazos
y no se puede romper...’

Llegamos a un último peldaño
definiendo círculos caros
y no logramos caer.


(Inocentes - 28.12.2013)

domingo, 15 de diciembre de 2013

"Fantasmas"


Obsesión.
Posesión. 
Impotencia. 
Silencio. 

...derrumbó las barreras levantadas por desastres naturales que nacieron de quedarme con lo malo del recuerdo de fantasmas...

viernes, 6 de diciembre de 2013

"Recobrar lo recobrado"



La mejor forma de continuar, de sentirse en paz con uno mismo y creerse la sonrisa que nos lanzamos cada mañana ante el espejo, es intentar hacer las cosas bien...
 
Y así es, a pesar de todo, pedir perdón por el daño hecho a las personas que han intentado aprender a quererme sin saber quererlas yo. Pedir perdón a quien he querido y respetado sin ser suficiente. Perdonar a quien me ha hecho daño tambaleando mis cimientos... 
 
Me quedo con lo bonito que creí vivir y con todos esos sentimientos que también he creído sentir -hayan sido o no reales- porque al fin y al cabo, con el paso del tiempo, lo que más pesa es todo aquello que hemos hecho mal y lo que más duele son las mentiras...
 
...y yo, lo más grande que he hecho por amor ha sido callarme la boca.
 
"Si para recobrar lo recobrado
debí perder primero lo perdido,
si para conseguir lo conseguido
tuve que soportar lo soportado. 


Si para estar ahora enamorado
fue menester haber estado herido,
tengo por bien sufrido lo sufrido,
tengo por bien llorado lo llorado.

Porque después de todo he comprobado
que no se goza bien de lo gozado
sino después de haberlo padecido.

Porque después de todo he comprendido
que lo que el árbol tiene de florido
vive de lo que tiene sepultado"
 
                               (Bernárdez)

 

lunes, 11 de noviembre de 2013

"Sin acuse de recibo"

Ahora, en este momento, mi tiempo es mi prisión, mi juez,
mi peor abogado, mi mejor enemigo, mi verdugo…
no quiero, ni aspiro ni espero ni pido
que nadie pierda sus alas por mí.
Nadie me lo debe, ¡Nadie se lo debe!
 
Son los barrotes que hoy me retienen los que ayer me sirvieron
para golpear las rocas del camino,
pero si hoy estoy pidiendo ayuda a gritos
es porque yo no puedo,
porque mi voz se quiebra dentro de mí.
 
Y me sonrojo y avergüenzo por ello, no lo oculto,
cabizbajo me insulto y detesto ante el espejo.
He perdido la conciencia, el control… y mis manos
se resbalan del único saliente que he encontrado en este precipicio.
 
He perdido en algún cajón el disfraz de tipo alegre.
Ese tipo al que acusaban de ligero, de fresco…pero la procesión
va arrastrándose por dentro y añoro volver a recuperar
esa mirada de ojos caídos con esa media sonrisa con pinta
de quedarse sólo con el lado bueno de las cosas…
aunque de lo menos bueno también se aprenda.
 
La felicidad es otra droga transitoria de efectos
precozmente secundarios, y hay cosas que no pueden cambiar,
que no quiero cambiar. No tengo remedio si pongo sobre tu espalda
la yema de mis dedos, y he aprendido tanta anatomía gracias a ti…
 
Me da igual darlo todo a ciegas, se me escapa del pecho y
apuesto a doble o nada, pero nunca llego a cortarme las venas.
No me arrepiento, ni presupuesto, ni espero…
hay tanto dentro de mí que las balas rebotan en mi corazón
y sé, aunque aún no lo sepa, que cuando dejemos
de cojear seguiré dando todo lo que tenga para dar
porque de nada sirve todo el agua salada del mar
si lo que se quiere es saciar la sed.
 
No me arrepiento, ni  presupuesto, ni espero...
Sólo yo sé lo que he sentido.
 

Lo sé, aquí sentado no va a pasar nada, pero...
¿qué pasa si ahora tengo mojadas las alas?
Su peso me asfixia el pecho y me cuesta caminar.
¿Qué pasa si ‘las peores pesadillas -a menudo- no tienen
monstruos sino espejos’?...es algo que no sé explicarte desde tan lejos.

 Ya ves, le sigo dando vueltas pero busqué
soluciones aunque la “X” no se dejara despejar:
“Perdón si soy inoportuno. Perdón, no sé actuar de otra manera. Perdóname, lo hago por instinto…”

…por esto busqué en ti un refugio distinto y la otra noche seguí tu estela.

 
No tengo derecho a pedir nada, porque no quiero ni puedo.
Pierdo consistencia y me tiemblan las piernas
cuando se me pasa por la cabeza.
No quiero que me eches de menos,
no quiero que salgas corriendo ni jugar a perdernos
pero tampoco que me eches de más.
 
Esta es la última por un tiempo, cuelgo las botas
y también el lapicero. Necesito calma, tenerla
pero también darla y así va a ser.

 
 
Quizá en otra vida podamos ser.

 

lunes, 4 de noviembre de 2013

"Qué decir"


 

No es lo suficientemente grande un arsenal
para albergar el arma que me destruya…
he dejado que el camino me dejara llevar
sin hacer caso a lo que pudiera encontrar
a la vuelta de la esquina de mis dudas. 
 
Mensajes de ánimo que invitan a esforzarse
mientras el sol me pega en la cara. 
 
¡Menudas vistas! 
 
Ni siquiera recuerdo
lo último que vi allí abajo y desde aquí…
desde aquí observo el mar,
vigilo la ciudad entera,
los cargueros maniobran con cuidado,
pequeñas barcas de pescadores faenan,…

Las únicas olas que alcanza mi vista
son las formadas por las estelas
de esos barcos de recreo que parecen
tener prisa por llegar. 

El final de todo debe parecerse a esto,
un castillo en ruinas, una suave brisa,
algunas flores secas, escarcha sobre la tierra
y un no saber qué decir.

(01.11.2013)

 

viernes, 1 de noviembre de 2013

“Quietud”


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Desde aquí os vigilo, no os preocupéis,
permaneced calmos, quietos.
No hay nada que temer
pues el día nos pertenece. 

A penas algún resquicio de quietud de la noche
y también algún coche ruidoso,
pero no importa, ahora nada importa.

No importa que los colores que ven mis ojos
no puedan captarlos mi cámara.
No importa que secuestre mis problemas
y que a veces me muerda le lengua.
No importa que hoy esté solo
cuando quisiera ser algo más joven…
o quizá más viejo.

No importan las canas burlonas de mi barba,
ni callar mis pensamientos cuando todos hablan.
No importa el orgullo…muros más grandes cayeron
derramando lágrimas que sirvieron
para limpiar las profundas heridas.

Quizá existan guerras que merezca la pena perder
para demostrarse a uno mismo de qué se es capaz.

Quizá después de todo podamos descubrir
estados nunca antes alcanzados.
Quizá después de todo se pueda dejar
a un lado todo aquello que no se quiere
para abrir paso a lo deseado,
para perder el miedo de seguir luchando.

Quizá nos veamos un día y sin hablar
sepamos que por eso valió la pena
cada noche sin dormir.

Pero ahora…ahora nada importa,
ni sueños, ni quimeras,
ni absurdas y eternas condenas.

Ahora nada importa.

(01.11.2013)

miércoles, 30 de octubre de 2013

domingo, 27 de octubre de 2013

"Punto de amarre"

















Hay amenazas que despedazan sentidos
cuando a primera hora del día
no sabes bien lo que hacer…
A días un loco y a días
un cuerdo que va enloquecer.

Las calles despejan las dudas,
dejo que el aire pegue en mi cara
mientras los pedales chirrían
y me chivan algo más que secretos.

Huelo a mar pero la sal no entra en las heridas,
hay tantas cosas importantes
que había dejado dormidas…

Me protejo y no hacen falta armas ni escudos,
me nutro de un guiño
y me da igual pasado mañana.
Ya está bien de dejar de latir
pensando en la próxima bocanada.

El agua empieza a picarse como si el sol
la acercara a su punto de ebullición
en un baile lento que acabará por llevar
a las olas contra las rocas…
¡Pero es precioso!

¿Y será que todas los caminos llevan a Roma
porque de vuelta esconden Amor?
Creo que es cosa de sangre
y no de carreteras sin baches ni descansos
ni paradas en la sala de espera de una estación.

Y si invierto el tiempo soñando
despejo la “X” y me queda lo bueno.
Quizá soltando el punto de amarre
llegue a buen puerto.

(27.10.2013)

martes, 15 de octubre de 2013

"Destiny doesn't exist"

 
                                                                                                 El destino no existe...
 
Sólo la suma de todas las decisiones que tomamos a lo largo de nuestra vida nos lleva a lugares deseados o a pozos despreciables llenos de mugre y soledad. 
 
No hay excusas.

miércoles, 9 de octubre de 2013

lunes, 7 de octubre de 2013

"Basta"




Basta una piedra en medio de un inhóspito camino, una gota de agua en el pozo más profundo, una brisa de aire en la calma más atronadora del mar más quieto, un destello de luz en la noche más oscura, un susurro en el silencio más atroz...

...para que un hombre pueda defenderse con ella de la bestia más peligrosa, pueda lanzarse a lo oscuro para saciar su sed, pueda izar las velas de su navío y así navegar, pueda encontrar la salida hacia la plena claridad, pueda gritar al vacío la voz del corazón que su pecho no puede contener...

Basta un segundo para saber que el tiempo no importa si lo que más importa depende de él...

(07.10.2013)



viernes, 27 de septiembre de 2013

“Mensaje en una botella” (cerrado por reformas)


No me entiendo, no me encuentro…
ando desubicado, aturdido, cabreado.
Discuto con el monstruo que hay en mí
y cada vez se parece más a mi peor enemigo,
cada vez me gana más la partida,
cada vez me saca más de quicio.

Esa puta falta de control: ‘Emociones vs Pensamientos’.

¡Échale ya -por Dios- un par de huevos!

Que complejo querer a alguien
queriendo querer que esté bien
cuando uno mismo es
quien hace que no lo esté (involuntariamente),

…billete de ida y vuelta.

Esa extraña confirmación
para ser conscientes
de no estar en el mejor momento
aún sabiendo que ambos lo saben. 

Frágiles como espantapájaros
frente a una hoguera o como el cojo
que siempre tropieza.

No te aparto de mi mente,
pienso en volverte a ver…
quizá volvamos a conocernos otra vez.

(27.09.2013)

Message: Lo siento, siento sentirlo y siento que lo sientas. Quitaré peso a la carga por respeto a lo que significas y por respeto a todo lo bueno que he conocido gracias ti. Hasta pronto.  

miércoles, 25 de septiembre de 2013

"I don't want to be the one"





Una hiena, un monstruo,
un asesino que no deja razonar.
Una piedra en la que tropezar,
un caracol impaciente,
un destello, un pozo, un abismo...

Mi más bonita casualidad,
un simple pretérito perfecto…
peor fue hacer mi pesadilla realidad
por no verme capaz de cumplir mis sueños.

Desperté, he alzado la cabeza
y mi mirada ha iniciado el camino.
Dejo de lamer mis heridas,
-más por consejo que por convicción-
de sentirme acabado, abatido.

Me juego la última mano a resaca,
ni un ‘quizá’ ni mil kilómetros más allá,
ni los charcos donde saltaba
cuando tarareaba aquella canción.

Pero no voy a guardar rencor…
manías de proteger a quien
de verdad he querido,
a quien -por momentos-
he servido de clavo, de consuelo o de abrigo,
incluso de amante o de amigo.

Ni tejados, ni portazos, ni arañazos
desangelados en mi espalda.
Ni condenas, ni sorpresas, ni promesas
tras mentiras maquilladas. 

Ni el mozo de maletas en aquella estación,
ni el marinero que se quedó en tierra diciéndole ‘adiós’.
ni el que se esconde sabiendo que tenían razón…

No quiero ser nunca más ni aquél ni el único.

(25.09.2013)

miércoles, 18 de septiembre de 2013

"La felicidad"




La felicidad…para mí la felicidad son momentos
puntuales y efímeros, caducos. Algunas situaciones,
ciertos instantes, pequeños matices, misteriosas miradas…
unas pocas y especiales personas que hacen
que esa sensación de armonía fluya, se mantenga
y sostenga durante un tiempo más prolongado,
un momento atemporal.

La felicidad…para mí la felicidad es esa caricia lenta –única-
que pasea en una espalda tímida y tranquila
al reconocer unos dedos cómplices y seguros
de recorrer ese preciso espacio de piel
guardián de un escalofrío.

La felicidad…para mí la felicidad es el sillón
donde reposar frente al televisor
tras un día largo, mientras su cabeza
descansa sobre mis piernas
impidiéndome alcanzar el mando…
¿y qué más da? –me digo-

La felicidad…para mí la felicidad es la mentira
que me digo para no creer la verdad
que hará trizas un deseo, que pondrá fin al juego
de ser esclavo de mis miedos. Pensar en saber,
en poseer la fuerza y el poder de hacer feliz
a quien mi cuerpo ha elegido…
sólo pensar en creer saber hacerlo.

La felicidad…para mí la felicidad fue intentar
esquivar la última bala mientras se alejaba
en un autobús o un tren cualquiera.

- ¿Eres feliz?
- Para mi…la felicidad son momentos puntuales y
efímeros, caducos.

(18.09.2013)

 

martes, 17 de septiembre de 2013

"Una forma de otorgar"


En el lugar donde lo superfluo se transforma en importante y lo importante deja de ser lo concreto… ‘Cuando decides...hay una sutil diferencia entre considerar tu elección como la mejor opción frente a pensar que es la menos mala’.

“Una forma de otorgar”
 
Otra guerra de complejos,
otra puerta que cerrar,
otra mueca ante el espejo volviendo la vista atrás.
 
Otra vez tirando a viejo,
otra vez tirando a dar,
otra tanda de consejos, otros besos que se van.
(otros versos con final).
 
Ahora soy un bicho raro,
una puta a medio gas,
me descuido con sus labios y mis ganas de matar.
 
¡Entrar a matarte sin cuidado!,
¡Arrasar el Whisky Bar!,
una lista de pecados, un tornado, un hogar…
 
Mi hogar pendiendo de un hilo,
renunciar a ser lo que he sido,
naufragar a medio camino por la tempestad.
 
Obviar cuál fue el motivo;
Destrocé mi sexto sentido
y el agobio apretó el gatillo antes de llegar.
 
Un mensaje encriptado, ignorar la obviedad,
una ausencia, un letargo, una forma de otorgar.
Un ´NO TE QUIERO A MI LADO’, ya no hay clavos que clavar,
un te mando al otro barrio, otra cosa que contar…
 
No sé porqué pero debo estar en camino,
hoy la luna me guiña un ojo y me da un respiro.
 
(15.08.2013-17.09.2013)

miércoles, 4 de septiembre de 2013

lunes, 12 de agosto de 2013

"Somethin’ tells me good things are coming"



...but I suppose it’s a push from moving on!

domingo, 11 de agosto de 2013

"When the man come back alone" (Capt. I)

"When the man come back alone"
 

Capt. I
 
Cuando volvió nadie pudo decir que no intentó todo lo posible por conseguirlo...
 
 
Había pasado ya un tiempo desde que tomó la decisión -obligado por las circunstancias- para reunir el coraje suficiente con el que enfrentarse a sí mismo y desaparecer cuando, quizá, más necesitaba ser, estar y tener. 
 
Un coraje que otras veces había dejado olvidado en el cajón donde se dejan aquellas cosas que terminan por ser olvidadas.
 
Fue, ese instante, no el momento más difícil de su vida pero si una de las pruebas más complicadas a las que se había tenido que enfrentar, y esta vez, como otras tantas veces, volvía a estar solo.
 
 
En aquellos días en los que se detenía a pensar, no podía evitar cabrearse consigo mismo por haberse vuelto tan inseguro, tan desconfiado, dependiente, conformista e irascible. Quizá aún no había podido asimilar la noticia que sólo unos meses atrás le habían dado los médicos. Una de esas alarmas que hacen a uno cuestionarse sus prioridades más allá de la razón. Una de esas estridentes y estúpidas alarmas que hacen a uno aferrarse al más mínimo resquicio de alegría y felicidad como si de un milagro salvador se tratara. A esos insignificantes detalles y destellos que tan sólo uno es capaz de ver incluso en los días más oscuros.
 
 
Claro que hizo cosas que no tenían ningún sentido, cosas que no dependían de su cabeza sino de su instinto, cosas que incluso tambaleaban los cimientos de lo que un día fueron sus principios. Pero él, siempre tan racional, controlando cada uno de los aspectos que rodeaban su vida, también era uno de esos kamikazes dispuestos a hacer temblar hasta el último rincón de la tierra por alcanzar sus sueños.
 
 
Sus sueños...tan nobles y a la vez tan traicioneros, hacían que cada esfuerzo, cada gramo de energía que invertía en ellos fuera precisamente eso, una inversión en lo que sólo él podía saber que merecía la pena.
 
 
Alguien de su pasado, una vez -y quizá dos- le dijo que nunca prometiera cuando estuviera feliz, que nunca contestase cuando estuviera enfadado, y que nunca hiciera planes cuando estuviera triste. Seguramente tuviera razón. Quizá ese consejo fue uno de los más valiosos que llegaron hasta él. Quizá se dejó llevar desviando su atención de aquellas señales que le advertían del peligro, pero aunque en ocasiones le hicieron dudar, nunca nada ni nadie fue lo suficientemente fuerte para alejarlo de sus más firmes convicciones.
 
 
 
Enfrentarse a sí mismo. Sólo él sabía lo complicado que era. Sólo él sabía que su mayor peligro era dejarse llevar por sus pensamientos. Sabía que tenía que cambiar su estilo de vida, cambiar su mente, proyectar mensajes positivos sobre todo lo que tuviera cerca para así recibirlos cuanto antes de regreso.
 
Proyectar aquello que se quiere recibir cuanto antes de regreso...


miércoles, 31 de julio de 2013

miércoles, 17 de julio de 2013

"Hecho trizas"

 

Hoy mi corazón, hecho trizas, busca un lugar por donde escapar...sus latidos convertidos en lágrimas que no cesan. Nunca te olvidaré ni olvidaré tus dos últimos besos.

domingo, 14 de julio de 2013

"Maybe"


Maybe, someday, my next tattoo...

domingo, 7 de julio de 2013

"Se apaga"



Ya no mienten las palabras,
ni traducen en suspiros
unos cuantos pensamientos.
 
Se apagan poco a poco,
desarticulándose como las hojas
de un árbol caduco.
 
Se apagan como se apaga la memoria,
como gira la noria de la vida, a veces tan abajo y otras tan arriba.
 
 
Se apaga la voz, se apaga el recuerdo, se apaga todo poco a poco.
 
Ya no existe la familia: ni los hijos, ni sobrinos, ni los nietos...
ni siquiera el que más la ha querido, ni siquiera el más travieso.
No existe ni el tiempo ni el espacio.
No existen las ganas de hacer un último esfuerzo
ni algo nuevo que saborear despacio.
 
Se cierran los ojos sin saber quien es, ya no importa ni la altura,
ni el peso, ni los años...ni los besos que salieron de sus labios.  
 
93 octubres a caballo entre la alegría veraniega y la nostalgia del invierno.
 
Se apaga la vida en vida, lentas y dañinas desconexiones,
intermitentes destellos de lucidez que dan paso a lo negro...
 
Niega con la cabeza como si no entendiera nada
y a mi se me quiebra el alma.
 
(07.07.2013)

jueves, 4 de julio de 2013

"Tan cerca , tan lejos"



"Just wait to see what's going to happen" (Raymond Carver)

...cuando una racha de viento es la breve levedad de las horas sin segundos
que desvía del objetivo cada una de las flechas
que se lanzaron hacia el cielo
deseando que nunca regresaran...
 
(04.07.2013)

martes, 25 de junio de 2013

"Si vas a estar en mi cabeza"

Si vas a estar en mi cabeza…
¡Al menos vístete!
Desaparece de mis sueños
si no vas a aparecer con tu boca mojada,
con la legua y sus claras intenciones
de poseer la mía.

 
Si vas a estar en mi cabeza
no dejes que me deje engañar
ni permitas que mis uñas
se claven en tu culo mientras las tuyas
se clavan en mi espalda.

 
Si vas a estar en mi cabeza
reviéntame contra la pared,
desgarra mi ropa con tus dientes
y lame cada milímetro de mi cuerpo.

 
Si vas a estar en mi cabeza…
¡Al menos vístete!
Deja que desaparezcan las interferencias
y que se echen a un lado las tremendas
ganas de tirarte sobre la cama.

 
(25.06.2013)

martes, 7 de mayo de 2013

"Perdón"

ERROR, INSEGURO, DESCONFIADO, MIEDO, ESTÚPIDO, ARREPENTIDO... ¡PERDÓN!

domingo, 28 de abril de 2013

"El fin que no sabe empezar"














Busco la verdad en cada mentira
como el rastro del camino a oscuras que dejé atrás.
Piedras, trabas, obstáculos obtusos
y un pequeño abuso de autoridad.

Miro para atrás guillotinando los miedos
que anteponen su fuerza a la lealtad.
Me ahogo entre el humo de un vaso de ron,
entre las cenizas de la soledad.

Vivo de espaldas, miro a otro lado,
apago la luz mientras espero otro día,
y con cada absurda despedida de mis frías manos
dejo enfangadas mis rodillas.

El zigzagueo de las palabras que no saben decir,
el hipo y el vaivén que no deja ni ir ni marchar.
Me canso de hablar como quien ve morir,
me muero ante el fin que no sabe empezar.

(28.04.2013)

viernes, 26 de abril de 2013

"Cuando sepas de mi"

Cuando sepas de mí, tú disimula. No les cuentes que me conociste, ni que estuvimos juntos, no les expliques lo que yo fui para ti, ni lo que habríamos sido de no ser por los dos. Primero, porque jamás te creerían. Pensarán que exageras, que se te fue la mano con la medicación, que nada ni nadie pudo haber sido tan verdad ni tan cierto. Te tomarán por loca, se reirán de tu pena y te empujarán a seguir, que es la forma que tienen los demás de hacernos olvidar.

Cuando sepas de mí, tú calla y sonríe, jamás preguntes qué tal. Si me fue mal, ya se ocuparán de que te llegue. Y con todo lujo de detalles. Ya verás. Poco a poco, irán naufragando restos de mi historia contra la orilla de tu nueva vida, pedazos de recuerdos varados en la única playa del mundo sobre la que ya nunca más saldrá el sol. Y si me fue bien, tampoco tardarás mucho en enterarte, no te preocupes. Intentarán ensombrecer tu alegría echando mis supuestos éxitos como alcohol para tus heridas, y no dudarán en arrojártelo a quemarropa. Pero de nuevo te vendrá todo como a destiempo, inconexo y mal.
Qué sabrán ellos de tu alegría. Yo, que la he tenido entre mis manos y que la pude tutear como quien tutea a la felicidad, quizás. Pero ellos... nah.
A lo que iba.
Nadie puede imaginar lo que sentirás cuando sepas de mí. Nadie puede ni debe, hazme caso. Sentirás el dolor de esa ecuación que creímos resuelta, por ser incapaz de despejarla hasta el final. Sentirás el incordio de esa pregunta que jamás supo cerrar su signo de interrogación. Sentirás un qué hubiera pasado si. Y sobre todo, sentirás que algo entre nosotros continuó creciendo incluso cuando nos separamos. Un algo tan grande como el vacío que dejamos al volver a ser dos. Un algo tan pequeño como el espacio que un sí le acaba siempre cediendo a un no.
Pero tú aguanta. Resiste. Hazte el favor. Háznoslo a los dos. Que no se te note. Que nadie descubra esos ojos tuyos subrayados con agua y sal.
Eso sí, cuando sepas de mí, intenta no dar portazo a mis recuerdos. Piensa que llevarán días, meses o puede que incluso años vagando y mendigando por ahí, abrazándose a cualquier excusa para poder pronunciarse, a la espera de que alguien los acogiese, los escuchase y les diese calor. Son aquellos recuerdos que fabricamos juntos, con las mismas manos con las que construimos un futuro que jamás fue, son esas anécdotas estúpidas que sólo nos hacen gracia a ti y a mí, escritas en un idioma que ya nadie practica, otra lengua muerta a manos de un paladar exquisito.
Dales cobijo. Préstales algo, cualquier cosa, aunque sólo sea tu atención.
Porque si algún día sabes de mí, eso significará muchas cosas. La primera, que por mucho que lo intenté, no me pude ir tan lejos de ti como yo quería. La segunda, que por mucho que lo deseaste, tú tampoco pudiste quedarte tan cerca de donde alguna vez fuimos feliz. Sí, feliz. La tercera, que tu mundo y el mío siguen con pronóstico estable dentro de la gravedad. Y la cuarta, -por hacer la lista finita-, que cualquier resta es en realidad una suma disfrazada de cero, una vuelta a cualquier sitio menos al lugar del que se partió.
Nada de todo esto debería turbar ni alterar tu existencia el día que sepas de mí. Nada de todo esto debería dejarte mal. Piensa que tú y yo pudimos con todo. Piensa que todo se pudo y todo se tuvo, hasta el final.
A partir de ahora, tú tranquila, que yo estaré bien. Me conformo con que algún día sepas de mí, me conformo con que alguien vuelva a morderte de alegría, me basta con saber que algún día mi nombre volverá a rozar tus oídos y a entornar tus labios. Esos que ahora abres ante cualquiera que cuente cosas sobre mí.
Por eso, cuando sepas de mí, no seas tonta y disimula.
Haz ver que me olvidas.
Y me acabarás olvidando.
De verdad.
 
(Risto Mejide)

martes, 9 de abril de 2013

“Horquillas y ropa interior”


Abro los cajones y sonrío.
Esa es una de las mejores sensaciones…
que estés ausente y yo siga sintiéndote.
 
Tropiezo con tus zapatillas,
encuentro tus horquillas,
ropa interior entre mis sábanas
o el olor de tu pelo en la almohada…
 
Es tremenda esa sensación en la que uno,
simplemente, se siente como un imbécil
por dar más importancia,
en ocasiones,
a cosas sin ninguna importancia.
 
Cierto tipo de zancadillas
que no dejan observar el bosque
por estar más pendiente
de los anillos de edad del árbol más insignificante
con el que nos empeñamos en tropezar
que de la bella hoja caduca que planea,
desde la rama más alta,
la forma más suave con la que claudicar.
 
Realmente uno pierde el foco de interés
sin darse cuenta y deja que los demonios
jueguen a su antojo…
 
Busco en la enciclopedia el significado
de “espacio” y de “tiempo”.
Esas dos palabras,
conceptos si se quiere,
que uno comienza a comprender
cuando las personas más importantes lo piden,
lo necesitan, o se les es arrebatado de forma repentina.
 
Unos grandes ojos color miel
que endulzan los recuerdos
que sostengo cuando cierro los míos.
 
Una sonrisa a la altura de las más bellas
y esbeltas esculturas griegas.
 
Un silencio atronador,
en ocasiones tan preocupante como una arritmia
o un mareo inexplicado, pero otras…
otras tan increíble que hasta el sonido del mar
o el eco de mi voz se hace insoportable.
 
(08.04.2013)