viernes, 30 de mayo de 2014

jueves, 29 de mayo de 2014

"Puede"



‘Puede que a mis días
le faltaran horas contigo’,

 que hiciera malabarismos
sobre la cuerda floja
con alguna de las dos pelotas
que perdí.

Puede que no olvide
nunca esos ojos,

que no vuelva a estar
nunca tan loco
como lo he estado
por ti.
 
Puede que no me sorprenda,
que incluso entienda
 
que hayas cerrado
esa pequeña puerta verde
que parecía ser lo único
que nos quedaba.

Puede que ya no haga
tanto caso a esa cana
de mi barba que tanto te gustó.
 
-Tú y tu súper poder de gustarme a todas horas…
yo y solo yo-

(29.05.2014)

martes, 20 de mayo de 2014

"Así de grande"



Hoy he amanecido como un tallo
de hierba en primavera…

Frágil, tierno, prudente…
y a la vez valiente y decidido;
con memoria pero sin la escarcha
que deja la noche húmeda,

con vértigo pero con las raíces
bajo mis pies.

                 * * *

Hoy mi ceño no amaneció fruncido…

…y es que no puedo -no quiero-
guardarte ni una pizca de rencor.

                 * * *

Anoche, mientras navegaba
los mares que creé con pequeños
detalles que hicimos nuestros,
lo comprendí.

No puedo -ni quiero- hacer otra cosa
que agradecerte todo aquello
que he sentido cuando no
me creía capaz de sentir.

‘Y es que no hay sentimiento
más sentido que sentir que no
se puede sentir’.

                 * * *

Yo lo he hecho:

  He aprendido.
      He llorado.
          He compartido.
               He gozado.
                   He volado.
                       He soñado.
                           He añorado.
                               He planeado.
                           He conocido.
                       He besado.
                   He reído.
               He sufrido.
          He cantado.
      He esperado.
  He querido.           

* * *

Gracias por déjame descubrir
que amar no es un espejismo
dentro de un cuento,

ni palabras intentando                                                           
crear un verso perfecto,

ni una boca cualquiera
de una chica cualquiera
en cualquier bar.

                 * * *

No puedo sentir rencor…
alguna lágrima se burla
aún de mí, es normal,
pero todo esto
ha sido muy grande.

                 * * *

Sé que has peleado cada día.
 
Contra viento y marea.
Contra tu mente. Contra tus lastres.
Contra ti misma.

Sé que has peleado cada día
para que funcionase
y no has podido.
 
Quizá no lo supe ver.
¡Debí valorarlo más!

                 * * *

Siento no haberme expresado bien,
habló la desesperación.

Sé que he sido muy importante
para ti… creo que en algún momento
incluso he sido el más importante.

                 * * *

No voy a dejar que las circunstancias
anulen todo lo que tengo dentro.

No voy a defraudarte.

Te he demostrado como soy
y no va a cambiar.

                 * * *

Deja que te apoye en la distancia
que otorga el descanso
aunque esté en silencio,
porque cuando la calma
derrote a la tormenta,
cuando pase el frío de mis noches,
sólo quedará el recuerdo y
podrás ver que siempre he estado.

 
Espero demostrarte
que lo que he sentido
y siento por ti es más fuerte
que cualquier caída,
y volveré a levantarme
una y otra vez.

                 * * *

Así estiraré los brazos
si alguna vez necesitas cobijo..

Sé feliz y no dejes de sonreír nunca.
 
No quiero
que te sientas culpable
por nada, no quiero
que estés mal
ni confusa, ni apenada.


¡Yo estaré bien!
 
(20.05.2014)

miércoles, 14 de mayo de 2014

"Martes 13" (La última cena)

Nada duele más que este obligado adiós…

No existe una guerra peor 
que la del corazón
contra la cabeza.

La única forma que me queda de quererte,
la única…es olvidarme de ti.
No queda ya nada –y duele-
que pueda hacer o decir.
 
¡He fracasado! ¡Estoy vacío!
Estoy decepcionado conmigo mismo
por haber mendigado al amor.

Se derrumba un sueño
alimentado con flecos de papel
pese a saber que se posaba
sobre un puente de arena.

Mi pecho exilia a mi corazón
y lo merece…ha renunciado a sentir…

Y yo lo siento tanto...

No puedo ser amigo de quien amo
sin compartir mi vida,
sin construir un proyecto...
sin acariciar sus manos
y besar sus labios por el día
esperando que llegue la noche
para besarlos de nuevo.

“Esos labios que ya saben a despedida,
a vinagre en las heridas,
a pañuelo de estación”.

Ha sido duro esperar
sin saber nada de ti, sin conocerte.
Buscarte preguntándome quién eras
o qué querías.

Me rozaste con lunas y deseos
y se rompió el ritmo de nuestra canción
restando un “uno” a nuestro “dos”.

Tras hacer noche en ti
tu reflejo se ha colgado en mis pupilas,
mis sueños cosidos a tu almohada
y mis manos a tu cuerpo.

Necesitaba tu voz…
tu silencio lo tuve cada día
entre palabras
y miradas ausentes.

El peso de la soledad
y no haberte podido enamorar,
ha cerrado el cuento con su final 
y su amargo punto.

Esta vez la cama no ha sido nuestro refugio,
la noche se ha burlado de mí.
Queda el hueco donde
vacío y dolido
el tiempo me insulta.

Esta noche de sueños postergados
se ha quedado la puerta sin cerrar,
y el aire que hasta ahora
me había alimentado
se ha escapado sin excusas
junto a unas lágrimas.

Pequeña...no existe la forma correcta
de decirte adiós cuando no
me quiero marchar…

No me mates por ello,
recuérdame con una sonrisa
y sonríe tú también.  

Siento no haber podido prometerte
-besándote por última vez-
que siempre te voy a amar.

(14.05.2014)

 

domingo, 11 de mayo de 2014

"Domingo"

¡Maldita tarde de domingo de "no besos" junto a tí!