martes, 12 de octubre de 2010

“Yo que…”

Yo que vivía tan feliz en un tejado,
que me servían de atajo los desagües.
Yo que era un ratón descarado
adicto al juego de los fraudes.

Yo que me escondía detrás de las gatas,
que regalaba palabras a cambio de besos.
Yo que nunca me reservaba
aunque guardaba algunos secretos.

Yo que tenía la llave maestra
de todas las puertas que se cerraban,
que me subía a las palmeras
para contar los escotes y las faldas.


Yo que buscaba una flaca

que se enganchara a todos mis huesos.
Yo que hacía de cada resaca
una ventana para mis sueños.

Yo que quería cambiar el mundo
y mandar a tomar por culo las horas.
Yo que viajaba sin rumbo
y siempre estaba de broma.

Yo que desaparecía bajo las olas
y corría sobre las nubes,
que veía luces donde habían sombras
y me inflaba a dulces…


Aun sigo en mi tejado, sigo en las palmeras, sigo en mis atajos, sigo en mi pecera, sigo en mi ventana, sigo sin reloj, sigo de resaca, sigo en un ciclón, sigo en las nubes, sigo descarado, sigo en mi túnel, sigo tan delgado…

(12.10.2010)

2 comentarios:

  1. me gusta el título: simple y claro ;)

    mientras se siga tan bien como hasta ahora todo perfecto... el problema sería que la cosa cambiase a peor

    un saludo muchachito --> Silvia

    ResponderEliminar
  2. Gracias, colaboradora! jeje

    Un saludo

    ResponderEliminar