jueves, 15 de marzo de 2012

“Empalmado”

Y duermo empalmado
creyendo que estás a mi lado
como una noche cualquiera.

No existes más que en mi cabeza.
No eres siquiera de plástico
como uno de esos trastos
que montan algunos por piezas.

Y dejo un hueco en la almohada
por si al girar mi cara
encuentro la tuya dormida.

No hay más guerra perdida
que aquella que nace sólo de uno,
que aquella muestra desmedida
de medir las fuerzas desnudo.

Y te busco y reclamo
esperando reciprocidad o algo
que demuestre que te importo.

No cierro más tiempo los ojos.
Desisto de inventarme el mundo,
de ponerlo bajo mis pies de loco
y subir sobre los míos los tuyos.

Y quizá haya sido cosa mía,
pensar que tú también querías
tener algo más que un roce.

Antes que sean las doce
dejo en tu espalda mi mano
para acariciar tu norte
y hasta el sur ir explorando.

Y no tengo más que palabras
de esas que sin decir nada
terminan por decirlo todo.

(14.03.2012)

2 comentarios:

  1. la chica de los puntos suspensivos ...16 de marzo de 2012, 13:21

    y mucho mejor cantada...

    ResponderEliminar